Alberto Ovenza. Vigo, 30 de marzo de 2016.

Adiós a la maldición continental que comenzó hace once años, precisamente un 30 de abril pero de 2006, cuando el Amfiv caía 62-67 en As Travesas ante el Santo Stefano italiano. Esta vez Vigo celebró un título continental porque el conjunto local alcanzó el cetro europeo en la Challenge Cup a la primera participación en este evento. Tras conseguir este triunfo, las tres derrotas en finales europeas, todas en la Willi Brinkmann Cup (Vigo 2006, Tuzla 2008 y Ginebra 2010), pasan a mejor vida.

El choque fue una carrera contra la historia, contra los nervios y contra las emociones. El Amfiv sufrió toda una difícil primera parte, se desató en el tercer cuarto y lo celebró en el último periodo. Por fin. El conjunto vigués, que por tercera oportunidad organizaba una fase final de torneo europeo tras la Willi Brinkmann de 2006 y la André Vergauwen de 2009, tuvo el premio deseado y lo compartió con quien les ha dado fuerzas desde la memoria, Pablo Beiro, a quien toda la entidad que preside José Antonio Beiro recordó tras sonar la bocina final.

Europa hace sudar sangre en cualquiera de sus torneos. El Amfiv, nervioso, dominado por un conjunto alemán que en los tres días imponía su ley en el primer cuarto, pagó un inicio horrendo (1-8, min. 3). La presión germana era agobiante, sus pívots dominaban y los de César Iglesias no veían aro. Hasta que apareció Zavala. El mexicano fue clave porque vio aro cuando éste parecía estar cerrado con un candado para el olímpico Alejos o para Envó.

Marco Hopp ha utilizado al joven inglés Jimmy Palmer todo el torneo como un excelente secante. Sus ayudas, su rapidez, frenaban a los tiradores rivales. Pero en este emparejamiento salió perdedor. Zavala aprovechó su gran envergadura para buscarse buenos tiros a cuatro metros. El mexicano, con una canasta más adiciona, recordó a sus compañeros que los teutones eran vencibles (6-10).

Con todo, la veterana canadiense Janet McLachlan (39 años) destrozaba a los gallegos (8-18). Pintaban bastos tras los diez primeros minutos (9-18). E incluso en el inicio del segundo cuarto (9-20, min. 11). Pero nuevamente Zavala recibía para recortar distancias con dos buenos tiros y una penetración de Envo situaba el electrónico en mejores condiciones (15-20). Con todo, ahora era el base australiano John McPhail quien comandaba las operaciones visitantes y el Rhine River amagaba con otra escapada (15-24, min. 14). Iglesias pedía minuto de reflexión para templar ánimos y bajar pulsaciones y colocaba en el campo al capitán, Bernabé Costas, para subir la intensidad de la defensa. Objetivo conseguido.

Además, el tiro exterior por fin despertaba y un triple de Envo recortaba diferencias (23-26). Los de Hopp hacían la goma (23-30, min.7), pero ya no conseguirían mucho más. Un parcial de 7-0 llevaba el máximo equilibrio al descanso (30-30). Los jugadores franquicia del Amfiv se habían sacado toda la presión. Era un partido nuevo.

El conjunto de Wiesbaden aún estuvo por delante con una nueva cesta de McLachlan (30-32), pero Alejos daba la primera ventaja a los locales (34-32, min. 22). Dos ataques anotados por Zavala (38-34) eran contestados por la canadiense (38-36)... hasta que apareció la conexión Alejos-Envó. Los Rinocerontes del Rin se acercaron con tiro libre de su base internacional aussie (38-37) y Envó comenzó a hacer estragos en los cortes hacia canasta gracias al sensacional trabajo de la también australiana Shelley Cronau. Alejos lo asistía y la individual alemana saltaba en pedazos (42-37).

McLachlan era mortal pero su compañero en el juego interior, Matthias Güntner, no encontraba posiciones ni aportaba puntos. En el cruce de golpes, el Amfiv ofrecía más resistencia porque ahora defendía también mucho mejor. Se cambiaban las tornas. “Chava” Zavala seguía haciendo sangre de Palmer aprovechando el “miss-match” (diferencia de altura sobre su marcador) y sumaba dos ataques más (46-37). Ahí se decidió el partido. McPhail se iba como un poseso hacia su entrenador, le pedía que quemase otro tiempo (el segundo en el mismo minuto) y golpeaba con furia su puño izquierdo contra la palma de la mano derecha. Sabía que el encuentro se les iba.

Un gancho de Alejos ponía el 48-39 con el que concluía el tercer cuarto. Los Rinocerontes, con una sola rotación –esta vez los suplentes no gozaron de minutos–, estaban KO. En ningún otro partido de esta fase final habían ido por detrás a esas alturas de juego.

En el último cuarto, Zavala puso la máxima diferencia (50-39). Los alemanes intentaban presionar, pero Envó volaba por la línea de fondo siguiendo la estela de Cronau, imprescindible para el equipo por ese oscuro pero impagable trabajo. Nadie frenaba sus cortes a cesta (54-45). El triunfo sabía mejor porque los germanos recuperaban el pulso ofensivo (54-49, min. 35). Iglesias solicitaba tiempo para serenar los ánimos. Perfecto.

El River Rhinos se resistía (56-51, a 3:40), pero el Amfiv era una máquina de anotar en ataque. Ya no había quien los parara y Envó devolvía a Alejos una de sus varias asistencias (60-51). McLachlan asumía nuevamente el peso ofensivo alemán, pero ni quedaba tiempo ni la presión a la desesperada de los germanos funcionaba. La grada lo sabía y entonaba ya “A Rianxeira”.

A las 13:57 horas, el Amfiv era campeón de Europa. Su presidente, José Antonio “Chechu” Beiro, volaba desde las sillas del placo de autoridades hacia el parqué dando saltos brazos en alto y abrazándose a Alejos, el vigués que desde las escuelas deportivas ha alcanzado la gloria olímpica y continental. Lloros, risas nerviosas, miradas al cielo, camisetas recordando a Pablo Beiro... Y cerca de dos mil espectadores aplaudiendo la gesta.

A las 14:38 horas su capitán, Bernabé Costas, levantaba el trofeo. Justo once años después de la final del Central el Amfiv respiraba. El nombre de Pablo Beiro figura en el monumento a los olímpicos en Rosalía Castro, en el polideportivo municipal de Bouzas... y en la novena edición de Challenge Cup. La de Vigo 2017. La más emotiva de la historia.

Patrocinadores

Logotipo de Iberconsa

Logotipo de Avanza - Vitrasa

Colaboradores

Máis que Auga Sercotel Hoteles Logotipo de Elevaciones Rama

Proveedores

Disco Rojo con la marca Coca Cola Hospital Nuestra señora de Señora Fátima Clínica Arthros Vigo

Patrocinadores institucionales

Abanca Concello de Vigo Deputación Pontevedra Xunta de Galicia

Deporte Galego Galicia Saudable Fundación Vigo Deporte Non á violencia de xénero