Noticias

Volvía Iberconsa a jugar en casa para recuperar un partido que se vio aplazado en el mes de noviembre ante Bidaideak Bilbao. Bilbao es un equipo que se mantiene entre los 5 primeros equipos de la liga, empatado a 13 victorias con Ilunion y Gran Canaria. La victoria en este partido aplazado le podía ofrecer importantes réditos de cara a mejorar su posición en la tabla y acercarse al primer puesto. Los de Adrián Yañez venían dispuestos a sacar la victoria a pesar de presentarse con un grupo reducido y sin una de sus piezas claves: Asier García. El Iberconsa entraba en Bouzas con la intención de mantener el ritmo del último partido ante Las Rozas. Todo parecía indicar que las cosas iban a seguir ese guión. El partido comenzaba con un Fabián Romo que estrenaba el marcador con un triple y con un Iberconsa centrado en el encuentro. Ambos equipos protagonizaban un toma y daca constante durante los 10 primeros minutos en los que la anotación era alta y el ritmo del partido, frenético por momentos. El primer período se saldaba con una ligera ventaja para el equipo local (21-20). Parecía que estábamos a punto de vivir otro partido igualado en el Pablo Beiro pero el segundo cuarto iba a dejar una impresión distinta. El equipo de César Iglesias empezó a desconectarse del partido: varios tiros fáciles fallados, errores defensivos y un Bidaideak que seguía golpeando incesantemente como un martillo pilón. Eso provocó una sequía anotadora en el equipo local que los llevaría a anotar tan sólo 6 puntos en el segundo cuarto. Esa falta de anotación fue aprovechada por los vascos que siguieron a lo suyo consiguiendo anotar 21 puntos y manteniendo la media anotadora del primer cuarto. Y todo liderado por un nombre propio: David Mouriz.

David Mouriz, el verdugo

En condiciones normales, los aficionados al baloncesto en silla de ruedas estarían huérfanos de competición en este primer fin de semana de abril pero las circunstancias de esta anómala temporada han obligado a posponer algunas jornadas. Hete aquí que nos encontramos con partido del Iberconsa Amfiv este sábado en Bouzas ante uno de los equipos de la zona alta de la clasificación: el Bidaideak Bilbao. Ya que jugamos en una jornada de descanso, el horario habitual también ha sufrido modificaciones. En vez de jugar a las habituales 18:00 h., el encuentro se adelanta dos horas y se disputará a partir de las 16:00 h. en el Pabellón Pablo Beiro. 

Un Bidadideak mirando a la tercera posición

En un fin de semana tan señalado para la ciudad como el de la Reconquista, el Iberconsa Amfiv necesitaba impregnarse del ambiente reinante para reconquistar su esencia. Después del fiasco de la pasada semana en Vitoria donde el exceso de confianza llevó al equipo a la derrota, los de César Iglesias necesitaban cambiar radicalmente la actitud ante un equipo como el Fundación FDI Las Rozas. Un equipo que necesita las victorias como el comer para escapar de la zona baja de la tabla. Si el Iberconsa iba a permitir concesiones, podrían surgir problemas. Era necesario salir concentrados desde el minuto uno. Y vaya si lo hicieron.

Excepcional primera parte que sentenció el encuentro

Dicen que lo importante no es las veces que uno cae sino las veces que se levanta. Y con esa mentalidad afronta el Iberconsa Amfiv el partido de esta semana en casa ante un Fundación FDI Las Rozas que anda necesitado de victorias para escapar de los temibles últimos puestos. El Iberconsa ha cumplido los objetivos de la temporada: conseguir mantener la categoría y meterse entre los contendientes para la Copa del Rey que se disputa a finales del mes de mayo. Aún así, César Iglesias no quiere que su equipo se relaje. Hay que evitar que la falta de concentración lleve a resultados como el de la pasada semana en Vitoria. Tras los últimos entrenamientos, el equipo capitaneado por Agustín Alejos ha tomado nota y está dispuesto a ofrecernos su mejor versión en el partido que se disputa mañana en el Pabellón Pablo Beiro de Bouzas.

Las Rozas necesita sumar victorias

El Iberconsa sabía que llegaba a Vitoria para enfrentarse con un rival complicado, con la soga al cuello y con la imperiosa necesidad de realizar una hazaña épica. Cierto es que la racha de cuatro victorias y el juego de los últimos partidos había dejado un gran sabor de boca en el equipo de César Iglesias. De hecho, el partido comenzó con el ritmo habitual al que nos tienen acostumbrados en los últimos tiempos, pero pronto el Zuzenak sacó lo mejor de su arsenal para alcanzar lo que parecía imposible. Y vaya si lo consiguieron… Una victoria épica con nombre propio.

Un Jose Leep inconmensurable

Patrocinador Principal

Iberconsa

Colaboradores

Hospital Nuestra señora de Señora Fátima Elevaciones Rama Coca Cola

Patrocinadores institucionales

Concello de Vigo Deputación de Pontevedra

Abanca Deporte Galego Xunta de Galicia Fundación Vigo Deporte