Los Rinocerontes del Río Rin (Rhinus River Rhinos) se han plantado en la final de la novena edición de la Challenge Cup. El conjunto teutón lo hizo con solvencia, porque mandó en el electrónico salvo para conceder un 2-2, y porque su juego interior resultó demoledor ante los Titanes de Londres (London Titans). Pero también porque salió con un ímpetu del que carecieron los de Ian Laker. Ante una defensa muy concentrada, su tiro exterior firmó malos porcentajes.

Una defensa asfixiante que impedía a los tiradores británicos ver aro (1/9 lanzamientos entre Sealy y Greegan en la primera parte, con aquel cerrando el partido en 1/10) nublaba las ideas ofensivas inglesas (16-2). La canadiense Janet McLachlan imponía su ley con un tiro mortífero y además metía dos “gorros” a sus adversarios (terminó con 16 puntos y 9 rebotes).

Los London Titans intentaron reaccionar, primero con un tiempo muerto (8-2) y después con la entrada del veterano Andy Dear, que dio más vida al ataque inglés. Quien mejor aprovechó esta situación fue Tyler Saunders, el único que ahora veía aro y mantenía el tipo de los Titans. Pero el quinteto de Wiesbaden extremaba la presión, bloqueaba rebote y mandaba (30-16) aprovechando la solvencia de Matthias Güntner en la zona. El 32-22 al descanso, gracias a un triple de Adepitan, era el mal menor.
El conjunto que dirige Marco Hopp se iba a vestuarios dominando el rebote (20 por 8), con la mitad de los puntos obtenidos dentro de la zona y la sensación de haber maniatado a buena parte del perímetro inglés.

Ocurre que nunca segundas partes fueron siempre buenas y su adversario buscó penetraciones, anotó más de cerca, apretó los dientes en defensa y... 34-32 tras cesta de Saunders (min. 24). Renacían las esperanzas londinense. No obstante, el base australiano John McPhail empezó a hacer de las suyas. Que si ahora penetro, luego asisto y también robo en la presión... El equipo alemán cerraba el tercer cuarto con ventaja (45-38).

En los diez minutos finales, la batalla continuó viva. London Titans se acercaba (45-42) haciendo gala de lanzamiento exterior... pero inmediatamente tenía la respuesta de Amend con un triple sobre la bocina de la posesión (48-42). Saunders recortaba con un 2+1 (48-45) y McPhail se echaba la responsabilidad a su espalda con dos penetraciones por banda (52-45). Restaban siete minutos, supuestamente mucho partido.

Pero no. Otra escapada de los Rhinos a diez puntos (56-46) sentenciaba. Cierto que hubo un posterior intercambio de canastas, pero que beneficiaba exclusivamente a los teutones, con un ex London en sus filas, Jimmy Palmer.

Patrocinador Principal

Logotipo de Iberconsa

Colaboradores

Máis que Auga Hospital Nuestra señora de Señora Fátima   Logotipo de Elevaciones Rama

Disco Rojo con la marca Coca Cola  

Patrocinadores institucionales

  Concello de Vigo Deputación Pontevedra

 Abanca Deporte Galego Xunta de Galicia  Fundación Vigo Deporte Xacobeo.png